Quieto, pecadorrr!!

Historias de tiempo y luz natural en fotografía con #OtraMirada.

El tiempo es uno de esos conceptos tan antiguos y relativos, como la vida misma. Por eso, si preguntases a cada una de las personas que tienes a tu alrededor que es para ellos, obtendrías una respuesta diferente cada vez.

En base a esto, el tiempo siempre está ligado a la distribución del mismo. Como nos organizamos y como distribuimos, o mejor dicho, en qué lo invertimosDel mismo modo, para un profesional dedicado como yo, el tiempo se traduce en dinero. Dado que no hay nada más valioso y por supuesto que, una vez pasado ya no se puede recuperar… Por eso me dispongo a robarte un poco del tuyo con algunas reflexiones.

tiempo blog

Dicho concepto, es algo sobre lo que estoy haciendo mucho hincapié últimamente. Y es que al parecer, hay quien a estas alturas de la vida, no es consciente todavía de su importancia. Por eso mismo, la gente valora muchísimo su propio tiempo. Pero casualmente, nunca el de los demás.

Muchas veces yo mismo lo he pensado… ¡No me da tiempo a nada!

Pero gracias a la ventana de las redes sociales, hoy en día, es mucho más fácil pillar al mentiroso que al cojo. Y podemos llegar a la conclusión de que tenemos tiempo para lo que nos interesa.

Por eso, como propuesta de año nuevo, me he auto-impuesto, una mejor organización del mismo. Y desde luego, pasarlo e invertirlo con quien merezca la pena y lo valore. No con quien me haga perderlo. Porque al igual que el resto de la humanidad, yo también decido en qué
invertir mi valioso tiempo.

El tiempo y la ley de Parkinson.

Constantemente tanto en los medios de comunicación, como en el transcurso de nuestra vida, nos van dejando constancia de la importancia de este concepto. 

¿Has escuchado alguna vez el refrán que dice: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”

Pues bien, hubo un señor llamado Parkinson, el cual en la década de los 50, enunció lo siguiente: “el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine”.

Esto viene a significar, ni más ni menos, que si vas dejando las cosas (en este caso los trabajos) para más adelante. Intentando apurar y confiándote, siempre te acabará pillando el toro

andrea tiempo
andrea tiempo

En mi caso, intento realizar en la medida de lo posible, una cantidad determinada a proyectos personales.  Por la sencilla razón de que el arte no nace, sino que se hace. Y por eso mismo es necesario aprender a dominar la técnica y a olvidarte de los parámetros, reglas de composición y dar rienda suelta a tus ideas.

Por supuesto, según sean las sesiones y la cantidad de fotos que entregues en ellas, además del acabado que tú quieras darle. Es lo que va a determinar qué cantidad de tiempo vas a invertir. Y no sólo haciendo fotos, eso es lo menos costoso… Sino dándole un acabado profesional y personal, hasta que quede tal y como lo habías imaginado en tu cabeza.

Es por eso que se tarda en entregar una sesión de este tipo. A todo esto hay que añadir el aliciente de los trabajos que ya tienes en proceso. Y por supuesto de la lista de espera de tus clientes, con los que has quedado en una fecha para entregar los suyos.

elena tiempo

Tempus Fugit

“Tempus fugit” (el tiempo huye, el tiempo se escapa, el tiempo vuela).

De esto parecía saber bastante, un poeta llamado Virgilio (70 a. C.- 19 a. C.), de quien se derivó esta expresión. A raíz de uno de sus versos de su obra “las Geógricas”. Que es una locución latina que hace referencia explícita al veloz transcurso del tiempo. 

Luz Natural.

Seguro que a estas alturas del post, te estarás preguntando: ¿Qué tiene que ver todo este rollo del tiempo con la luz natural?

Pues realmente mucho. Porque si estamos hablando de optimización de los recursos, del tiempo y derivados, el control de la iluminación es básico. De hecho, no todos contamos con un despliegue de medios y de una luz a medida, para realizar fotografías en localizaciones exteriores.

Dicen que la necesidad agudiza el ingenio. Así que cuando no puedes reunir un equipo. Y/o no quieres/puedes llevar muchos “achiperres” por la calle, será mejor que aprendas el manejo de la luz natural con los medios de que dispones (véase, tu equipo de cámara/objetivo y la luz de la calle).

Actualmente, hay un montón de aplicaciones que te ayudarán a entender el manejo de la luz natural. Las horas a las que es mejor hacer fotografías, pero todo va a depender del tipo de iluminación y lo que quieras contar con ella.

Puesto que no es lo mismo una luz dura, que otra más suave. Probablemente el mensaje cambiará según el tipo de iluminación y por eso es importante conocerlo bien. Pero te aconsejo hacerlo en este orden:

1º Idea (lo que quieres contar).

2º Iluminación (como lo quieres contar).

3º Edición (el toque personal necesario para un acabado profesional a tu trabajo).

Si recuerdas, de esto mismo, estuvimos hablando en el último post sobre la importancia de la luz en fotografía.

julia tiempo

Tu tiempo vale pasta. Aprende a aprovecharlo.

Nuestro cerebro no tiene capacidad para procesar en paralelo. Sino que va saltando su atención de una actividad a otra. Cuando las interrupciones son frecuentes o vamos saltando de una cosa a otra en poco tiempo, no conseguimos profundizar ni focalizarnos en ninguna.

A veces es imposible en algunos contextos eliminar las interrupciones por completo, pero hemos de tener un método para evitar todas las que podamos (consultar mensajes, correos personales…). Como ya sabrás, la forma que tenemos de contarnos a nosotros mismos las cosas determina cómo las vivimos emocionalmente. Si hay una palabra que quite energía esa es “Tengo”. Si planifico mi día usando este imperativo es probable que acabe agobiándome y dejándolo todo a mitad.

elena tiempo

” Hoy TENGO que, esto y lo otro, y TENGO que…” 
(Ya se que es una chorrada, pero sólo de pensarlo parece que cuesta más de hacer…  )

Sin embargo, cuando usamos otras palabras como “me gustaría”, “quiero”, “elijo”, “prefiero”… La sensación es diferente si decimos:

“Voy a hacer una lista con lo que ELIJO hacer para hoy” VS “Voy a hacer una lista con lo que TENGO QUE hacer para hoy”

Suena totalmente distinto, ¿no te parece?

Puede parecer muy obvio, pero no lo es: la planificación es fundamental. Planifica por escrito. Muchas veces confiamos en nuestra mente para todo y no recurrimos a soportes externos… Mal.

No satures la “RAM” de tu cerebro con listas de tareas, usa herramientas externas: apps, agendas, calendarios, etc. Tanto para lo profesional como para lo personal.

Conclusión.

Finalmente mi consejo es que tanto si estás detrás de la cámara, amortices tu tiempo en las sesiones de manera que ya tengas un plan cuando llegue el momento de hacer las fotos. Y por supuesto, que entiendas y controles los recursos de los que dispones y llevarás para la sesión.

El cliente no puede estar esperando al santo advenimiento a ver si por fin, se aparece y nos soluciona la papeleta. Y todo por no tener una idea clara de lo que quieres hacer o no saber manejar bien tu equipo.

Igualmente, si estás al otro lado de la cámara, asegúrate de no hacer perder el tiempo a quien te está haciendo la foto. Da igual si eres profesional, aficionado o simplemente lo haces por hobby. De cualquier manera es un trabajo, tanto si cobras por ello, como si no… Esa persona se merece un respeto. Así que asegúrate de dejar las cosas claras antes de empezar y si no es así, hacérselo saber. Normalmente los fotógrafos nos somos adivinos (aunque a veces lo parezca), no des las cosas por hecho.

Mara

Hasta aquí nuestro post de hoy. Recuerda que si te ha gustado, puedes compartirlo con todos tus amigos en las principales redes sociales.

Y si eres de los que no quieren perderse nada. Estar al tanto de las últimas actualizaciones, noticias y promociones, puedes suscribirte justo aquí al lado…

¡¡Es gratis y ayuda a nivelar el Karma!!

andrea y julia tiempo

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Cómo puedo ayudarte?